El Registro civil entorpece cuando no impide la paternidad y la espoñolidad de hijos por vientres de alquiler

Elsa Florentina Saint y Juan Antonio González

Atrapados en India con su hija de ‘vientre de alquiler’

Un error en el registro impide a una pareja española regresar con su bebé

ANA GABRIELA ROJAS Nueva Delhi 1 JUL 2012 - 20:39 CET

 

“No te preocupes hijita, pronto te llevaremos a España”. Así tranquilizan los españoles Juan Antonio González González y Elsa Florentina Saint Girons a su hija Cayetana cuando llora. Pero no saben cuándo volverán. Por ahora están atrapados con el bebé en India. No han podido inscribir a la pequeña en el registro consular de la embajada para obtener su pasaporte y poder viajar a Madrid. Cayetana nació el 16 de mayo pasado de una mujer india que alquiló su 

vientre a la pareja. En el país asiático, aunque esta práctica no está regulada (hay un borrador de una ley en el Parlamento desde 2010), existen directrices que la facilitan. Los casos aumentan porque es un negocio para los centros médicos que la practican y para los extranjeros, ya que es más barato que en otros países.

En este caso, los españoles cuentan que el doctor que los trató “es buenísimo en lo que hace, pero le gusta el dinero más que el oro al rey Midas”. Pagaron unos 20.000 euros solo por el tratamiento. “Además, sufragamos la cesárea de la madre sustituta, los viajes, la estancia, en total nos hemos gastado unos 40.000 euros”.

El problema para volver a España con Cayetana es la partida de nacimiento, cuentan. “El doctor del hospital donde nació nuestra hija se equivocó y puso nuestro nombre en el registro y así consta en la partida de nacimiento”, explica el padre. La cónsul de España en India, Paloma Serrano, dice que no puede hablar de este caso concreto porque “por ahora no han presentado toda la documentación requerida”. “Estamos en espera de que lo hagan”. Sin embargo, afirma que como la gestación por sustitución es ilegal en España, los contratos de vientre de alquiler que se hacen en el país asiático son nulos.

Serrano apunta que, “en general, la embajada desaconseja firmemente utilizar los servicios de una madre de sustitución por los problemas jurídicos y de salud que pueden surgir”. Aunque hay un espacio legal que ha permitido que otros niños nacidos de esta forma —unos cinco en los últimos 12 meses— hayan sido registrados: cuando en la partida de nacimiento aparece el padre español y la madre sustituta india, se da por hecho que pudo ser así y el menor puede obtener el pasaporte por parte de su padre.

 

     Los contratos de gestación en el país asiático son nulos, dice la cónsul

 

Los hijos de matrimonios gais que nacieron de madre de alquiler en EE UU se han ido registrando caso por caso una vez que llegan a España para no dejar a los niños desprotegidos, informa Emilio de Benito.

Los padres de Cayetana han presentado un escrito a la embajada alegando que en la hoja de requisitos “en ninguna parte aparece que en la partida de nacimiento tiene que constar el nombre de la madre subrogada”. Pero la posibilidad de registrar niños españoles nacidos en India de vientre de alquiler podría acabar cuando se apruebe la ley que se discute en el Parlamento, señala la cónsul. La norma pide como requisito una carta de la embajada o el Ministerio de Asuntos Exteriores del país de los padres en la que conste que en ese Estado se permite la maternidad por sustitución y que el menor obtendrá la nacionalidad.

 

     La pareja afirma que ha tenido que pagar ya 40.000 euros

 

El doctor Sharad Srivastava, encargado del registro de los nacimientos en el hospital Fortis, de Nueva Delhi, donde nació la niña, explica que, según las directrices indias, debe de ponerse el nombre de los padres genéticos y que “el hospital ha seguido esas normas”. Cuenta que antes se acostumbraba a poner el nombre de la madre india, pero que se cambió para evitar que los extranjeros con problemas legales o con hijos con alguna discapacidad terminaran por dejar a los menores a la mujer india o en orfanatos. En el caso de Cayetana, apunta que el bebé “está atrapado entre las leyes de los dos países”. “Lo siento por ella, pero no puedo hacer más de lo que está en mis manos y es imposible cambiar el registro. Ahora el poder discrecional de darle un pasaporte está en la embajada de España”.

Los padres de Cayetana han intentado cambiar su partida de nacimiento para que aparezca el nombre de la madre india. “Pero parece imposible si no entramos en un juicio que dure meses”, asegura Saint Girons, española de origen argentino. Están convencidos de que el problema no es solo este documento. “La embajada nos quiere usar de ejemplo para que no haya más casos de subrogación en India. Si la partida de nacimiento estuviera bien, buscarían otro problema”.

Saint Girons, abogada, apela a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y dice que toda persona tiene derecho a una nacionalidad. También a que según la Constitución española, a ningún español le podrá ser negada. “Es un avasallamiento los derechos de nuestra hija”, dice. Se le caen las lágrimas cuando dice que su hija es “apátrida”. “En India la nacionalidad se transmite por sangre y España se la está negando”, asegura. La pareja está intentando registrarla como argentina, por ahora sin éxito.

 La legislación podría tardar en entrar en vigor. “Sencillamente porque la comunidad médica no quiere ser regulada, no quiere tener responsabilidades en una industria que trae millones de dólares al año”, asegura Kamayani Bali Mahabal, una reconocida abogada activista de derechos humanos.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/07/01/actualidad/1341167968_419291.html

 

  Contactamos en Facebook en "no sin mi hijita" el 5 de julio de 2012

-Hemos puesto vuestro caso en nuestra wen. Por lo que leemos es Argentina quien soluciona el problema. 
Nos gustaria mantener contacto con vosotros y seguir las peripecias que todavía quedarán para conseguir registrar a vuestra hija como española. Un saludo y suerte custodiapaterna@hotmail.com
http://www.facebook.com/l/lAQGKDAJOAQE4vYMA5O7f0aTEG87fkp1wDRU4oFzNn0ok3g/custodiapaterna.jimdo.com/registo-civcil-paternidad/?logout=1 

 

 

Contestación el 6 d ejulio de 2012

-MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO APOYO. GRACIAS A DIOS, INTERPUSIMOS UN RECURSO DE AMPARO EN ARGENTINA, TENDIENTE A TENER UNA RESOLUCION JUDICIAL QUE NOS OTORGARA LA NACIONALIDAD DE LA NENA. LA SENTENCIA INDICA QUE YO SOY LA MADRE DE LA NENA, Y JUAN EL PAPA. SUPUESTAMENTE ESPAÑA NO TENDRIA QUE PONER NINGUNA TRABA PARA INSCRIBIR LA NENA, AL TENER LA SENTENCIA... PERO BUENO, VEREMOS... SINO TENDREMOS QUE HACER REAGRUPACION FAMILIAR, NO SE.... PERO SI TE PARECE BIEN... TE DOY MI CORREO, ASI NOS MANTENEMOS EN CONTACTO. MIL GRACIAS!!!!!!!!!!!xxxxxxxx@hotmail.com

 

 

Elsa Cayetana y Juan Antonio
Elsa Cayetana y Juan Antonio

Publicado en Argentina

Una beba sin ciudadanía

Hace 41 días, Cayetana nacía en Nueva Delhi como resultado de un contrato de alquiler de vientre. Desde entonces, según contó su madre, la argentina Elsa Saint Girons, oriunda de Santa Fe pero residente en España, donde convivía con Juan González, su marido español, hasta el momento de llegar a India para recibir a su hija, la familia no tiene manera legal de regresar a su hogar madrileño. Los países natales de cada una de las tres personas involucradas tienen reparos legales completamente diferentes para el mismo caso, por lo que, al menos hasta el cierre de esta edición, la niña es apátrida. Consultado por este diario, el abogado Andrés Gil Domínguez, letrado de un matrimonio de varones argentinos residentes en Buenos Aires cuyo bebé pronto nacerá por un contrato similar en India, encuentra “curioso” el caso, porque el Estado argentino, mediante su representación diplomática en India, “no ha puesto reparos en la inscripción” de niños nacidos por subrogación.

La pequeña Cayetana nació el 16 de mayo en Nueva Delhi. “Según la legislación india, yo soy la madre. La cónsul española Paloma Serra nos exige que se modifique la partida de nacimiento de la niña, sin este requisito no nos inscribe la menor” como ciudadana española, afirma Saint Girons en “No sin mi hijita”, una campaña de recolección de firmas en Internet (puede encontrarse en www.change.org/peti tions). Sucede que, al nacer la beba, las autoridades de la clínica Fortis La Femme anotaron en su certificado de nacimiento que la madre había sido Saint Girons.

Esa inscripción fue realizada en consonancia con las leyes indias, según las cuales se considera madre de alguien a la esposa de quien se asume como padre. Sin embargo, de acuerdo con lo que sostiene Saint Girons, esa misma inscripción generó el conflicto, habida cuenta de que la legislación española requeriría especificar el contrato de subrogación y la existencia de una gestante que alquiló su vientre. Pero la clínica se niega a modificar la documentación. “Es imposible que se modifique porque para la legislación india está bien”, explica Saint Girons en el sitio de Internet.

“Nuestra hija hoy es una apátrida, no tiene nacionalidad. No podemos volver a nuestro hogar, en Madrid. No encontramos ninguna solución. Estamos varados en la India. Necesitamos ayuda”, escribió la madre de la beba.

Saint Girons y González llegaron a India tres meses atrás, previendo el nacimiento de su hija a mediados de mayo. En 2011 habían alquilado un vientre en Nueva Delhi mediante un contrato de maternidad subrogada, algo completamente legal en ese país. Sin embargo, al nacer la pequeña comenzaron las complicaciones legales, puesto que al haber sido gestada por contrato con extranjeros, la beba no puede tener la nacionalidad india. Sin embargo, el certificado de nacimiento en el cual Saint Girons figura como madre de la chica fue rechazado por la embajada española, aun cuando la pareja presentó también el contrato de subrogación y la renuncia de la madre subrogante a los derechos sobre Cayetana.

Luego de que la sede diplomática española en India se negó a inscribirla, contó Saint Girons al diario santafesino La Capital, el matrimonio intentó hacer lo propio en la embajada argentina. Las autoridades también se habrían negado a inscribir a la niña, dijo Saint Girons.

A fines de la semana pasada, el abogado Andrés Gil Domínguez, que representa a un matrimonio integrado por dos varones argentinos (residentes en Buenos Aires) a punto de convertirse en padres tras subrogar un vientre en India, se contactó con Saint Girons. El impulso había nacido de uno de sus clientes. “Ella me pidió antecedentes y datos legales, y se los pasé. También le di mi celular para que habláramos, porque me pareció una cuestión de ayuda humanitaria. Nunca más me contactó.” Al abogado el caso le resulta “curioso”.

“Supuestamente, en la embajada argentina no le reconocerían la inscripción porque en la Argentina no hay contrato de alquiler de vientres. Sin embargo, al día de la fecha ni Cancillería ni la embajada argentina en Nueva Delhi han puesto reparos a la inscripción” de estos casos, aseguró Gil Domínguez.

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-197254-2012-06-26.html

 

 

 

La bebé "apátrida" finalmente podrá ser anotada como ciudadana argentina


Autoridades del consulado en Nueva Delhi autorizaron la inscripción de la niña nacida en ese país por un vientre alquilado y cuya madre es santafesina casada con un ciudadano español, informaron allegados a la familia

 

El matrimonio, que reside en Madrid, afrontaba una maraña de trámites judiciales en India, donde hace 48 días nació la niña que fue considerada "apátrida" por ese país asiático, que le impedía la salida de su territorio.

Ahora, los padres podrán inscribirla legalmente en el consulado argentino de Nueva Delhi de acuerdo a una resolución dispuesta por el director de Asuntos Consulares de la cancillería, ministro Rubén Buira.

Este resultado fue logrado mediante una medida cautelar autosatisfactiva efectuada por los abogados santafesinos Daniel Scheinfeld y Nadia Saccone, ante el Juzgado de Familia de la ciudad de San Lorenzo.

El juez Marcelo Scola ordenó que se inscriba a la beba en el libro consular como ciudadana argentina.

La pareja, conformada hace nueve años por Elsa Saint Girons, una abogada oriunda de la ciudad santafesina de San Lorenzo, y su marido Juan González, psicólogo y consultor de empresas en Madrid, había viajado a India hace tres meses para concretar el contrato de maternidad subrogada celebrado en 2011.

El 16 de mayo nació Cayetana, la hija del matrimonio, en la clínica Fortis La Femme, tras lo cual empezaron las tramitaciones para darle una nacionalidad a la beba.

Las autoridades de Nueva Delhi le negaron un registro por considerarla descendiente de padres extranjeros, porque la niña genéticamente es hija del matrimonio y no de la madre subrogada.

Según establecen las leyes de ese país en la partida de nacimiento figura como madre Saint Girons, por lo que las autoridades del consulado de España, país donde reside el matrimonio, denegaron el pedido de inscripción.

Las autoridades consideraron que Saint Girons no puede figurar como la madre de la beba porque existe una madre subrogada.

La embajada argentina, por su parte, había rechazado la solicitud al alegar que la mujer no tiene residencia actualmente en el país.

http://www.infobae.com/notas/657068-La-bebe-apatrida-finalmente-podra-ser-anotada-como-ciudadana-argentina.html


En España se publica

Cayetana con su pasaporte argentino y sus padres Juan Antnio y Elsa


Cayetana, la hija de españoles gestada en el vientre de una mujer india, sale del limbo legal

 

Después de 50 días, la niña ha dejado de ser apátrida al concederle un juez la nacionalidad argentina, por entender que prevalecen sus derechos sobre otras consideraciones jurídicas

 

AIME LEÓN 

Tras 50 días sin nacionalidad, Cayetana ha dejado de ser apátrida. De padre español y madre hispano-argentina, pero gestada en el vientre de una madre subrogada india, la pequeña se encontró perdida en un limbo legal cuando las embajadas españolas y argentina rechazaron concederle la nacionalidad. Finalmente, el Gobierno argentino ha nacionalizado a Cayetana tras la sentencia de un tribunal. «Los derechos de un niño están por encima de cualquier otro concepto», afirmó el juez Marcelo Scola, del Juzgado de Familia de San Lorenzo.

En la embajada de Argentina en Nueva Delhi Juan González y Elsa Saint Girons, padres de la niña, esperaban el pasado jueves relajados, entre bromas y sonrisas, los últimos trámites burocráticos para la obtención del pasaporte. «Nos sentimos liberados tras el estrés que hemos vivido desde su nacimiento», afirma Juan. «Hemos vuelto a dormir», señala por su parte Elsa. En torno a las nueva de la noche hora india la familia obtenía el pasaporte de Cayetana.

Cayetana nació el pasado 16 de mayo en una clínica de la capital india. La niña es española porque el donante de esperma -Juan- es español. Pero en la partida de nacimiento consta Elsa como su madre. La legislación española -que prohíbe la maternidad subrogada- establece que la madre es la gestante, es decir, la madre subrogada. La Embajada española en Nueva Delhi rechazó inscribir a Cayetana. La sustitución de Elsa por la madre de alquiler en la partida de nacimiento implicaba un periplo por los tribunales indios. Un proceso que podría llevar años.

En un principio, Argentina tampoco inscribió a la pequeña. «La maternidad subrogada no está contemplada en la legislación argentina», explica la cónsul de este país, Eugenia Vijander.

Derechos del niño

Juan y Elsa presentaron la semana pasada un recurso de amparo en el Tribunal de Familia de San Lorenzo, Argentina, donde se casaron. La sentencia -dictada en un tiempo récord- obliga a la Embajada de Argentina en Nueva Delhi a conceder la nacionalidad de este país a Cayetana, pasaporte y todos los documentos necesarios. «Lo que consideré fue el interés superior de la menor y el derecho básico a la nacionalidad y la identidad. La Argentina, al haberse adherido a la Convención Internacional de los Derechos del Niño, que tiene rango constitucional, tiene que cumplir ese tratado», explicó el juez al diario La Capital.

No solo eso. El juez dio un plazo de tres días a la embajada para la concesión del pasaporte. Pasado ese tiempo la Cancillería argentina sería multada por cada día de retraso y ese dinero se destinaría a pagar los gastos de Cayetana en la India. No se ha llegado a ese extremo. «En la Embajada argentina se han portado de maravilla y se han desvivido por ayudarnos», afirma Juan.

Legal en la India

La maternidad subrogada es legal en la India desde 2002, pero no existe una ley que regule esta industria. Una legislación laxa, precios bajos, hospitales modernos y un gran número de mujeres dispuestas a prestar su vientre por una compensación económica han convertido al país asiático en un atractivo destino para occidentales en busca de paternidad. El número de niños nacidos gracias a la subrogación se desconoce.

Con el nacimiento de Cayetana quedaban atrás para Juan y Elsa nueve años de esfuerzos en vano por ser padres, siete tratamientos de fertilidad, una operación y un aborto. Ahora que Cayetana tiene la nacionalidad argentina, solo falta un visado de salida de la India. Un tramite que llevará alrededor de una semana. Después la familia volará a casa. «Solo queremos volver a España y disfrutar de nuestra hija, sacarla a pasear en el parque, que su abuela la conozca...», explica una sonriente Elsa.

http://www.abc.es/20120708/sociedad/abci-cayetana-hija-espanoles-gestada-201207062131.html 


Los primeros gemelos de un vientre de alquiler «legales» en España

Una madre española de dos gemelos nacidos en 2009 en Los Angeles (EE.UU) por "gestación de sustitución" ha conseguido que el Registro Civil inscriba a los pequeños como hijos suyos, lo que ocurre por primera vez en nuestro país. Para ello, ha tenido que aportar la resolución de un juzgado de primera instancia homologando la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de California, Condado de San Diego, por la que se validaba la filiación.

C.F.F. acudió al tribunal estadounidense para que se la declararamadre de un niño y la niña que habían nacido por el procedimiento que en dicho país se denomina "embarazo por encargo de terceros". Este sistema permite en EE.UU. que una persona se dirija a un tercero para que geste un hijo y, mediando una determinada compensación, como correr a cargo de los gastos médicos, obtener su paternidad/maternidad a pesar de que el bebé no sea su descendiente biológico.

En este caso, en diciembre de 2009 la mujer obtuvo una sentencia del Tribunal Superior californiano formalizando la situación de los pequeños, que fueron declarados sus hijos. Una vez en España, el Registro Civil le exigió determinados documentos para filiar a los niños, entre ellos fotos de su embarazo y el nombre del médico que la atendió en el parto.

Vulneración de derechos

Tras recurrir esta decisión, y ante la imposibilidad de presentar estos documentos, la mujer acudió al Juzgado de Primera Instancia número 1 de Pozuelo (Madrid), donde denunció haber visto vulnerados su derechos por no poder inscribir a sus hijos en el Registro. En su demanda, la abogada de la madre, María Luisa Bautista Alonso, solicitó concretamente que se otorgara 'exequator' (homologación) a la sentencia norteamericana basándose en la no acreditación de la reciprocidad negativa de la sentencia estadounidense según lo reglamentado en la Ley de Enjuiciamiento Civil y en que la ejecutoria presentada tenía fuerza en España. En su auto que ya es firme, la juez de Primera Instancia número 1 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) Mónica Gómez Ferrer acuerda el citado 'exequator' y estima la solicitud de reconocimiento de maternidad "en ausencia de paternidad".

El auto reconoce que la legislación española sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida prohíbe que se convenga la gestación a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna en favor de un tercero, "con o sin precio". Además, la juez recuerda que la norma prevé que la filiación de los hijos nacidos por gestación de sustitución sea determinada por el parto. No obstante, apunta la existencia de una vía legal que permite inscripción del menor en el Registro Civil en los casos de reclamación de la paternidad, es decir, cuando así lo solicite el padre. En lo que se refiere a C.F.F,. el reconocimiento de maternidad y la inscripción registral se concede "en ausencia de paternidad".

Protección jurídica

Igualmente, la juez hace mención como antecedente de una resolución de la Dirección General de los Registros y del Notariado, con fecha de 8 de febrero de 2009, en la que se ordenaba la inscripción en el Registro Civil de un nacido como consecuencia de un contrato de gestación por sustitución. Dicha inscripción registral fue recurrida en sede judicial. Para la magistrada, se trata de dotar de plena protección jurídica el interés superior del menor. Para ello advierte que la inscripción registral "en ningún caso puede permitir que con la misma se dote deapariencia de legalidad supuestos de tráfico internacional" y añade se debe cumplir la exigencia de que no se haya vulnerado el derecho del menor a conocer su origen biológico.

En este caso concreto dicho derecho no ha sido vulnerado porque en la sentencia californiana aparecen, como padres biológicos, los nombres de la pareja que gestó a los pequeños. La juez de Madrid concluye que se dan los requisitos para otorgar la homologación de la sentencia estadounidense y, por lo tanto, obligar al Registro Civil a la inscripción de los menores. Entre ellos, la firmeza de la resolución del tribunal estadounidense y que el consentimiento de la madre gestante se obtuvo de forma libre y voluntaria, sin incurrir en error, dolo o violencia.

- http://www.abc.es/sociedad/20130401/abci-gemelos-vientre-alquiler-201304010934.html

 

El Registro Civil inscribe por primera vez a unos gemelos de 'madre de alquiler'

- http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/03/31/actualidad/1364732233_808362.html

 

El Registro Civil inscribe a unos gemelos nacidos de 'madre por sustitución'

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/03/31/madrid/1364728653.html